De acoso religioso en Camagüey nada, ¡en nombre de Jesús, reprendo la mentira!

Inmerso en las celebraciones de las diversas creencias y también familiares, y como parte de este pueblo, por demás estudioso del amplio abanico religioso que nos acompaña no había podido colaborar y ser participe de las opiniones del Señor E. A. González, editor del Blog Religión en Revolución.

Ante todo, que nos acompañe la bendición del señor en el nuevo año, según tradición de todas las denominaciones religiosas, y mi mayor respeto para todos los credos.

Instado por el Sr. González, lanzo al ruedo mis inquietudes acerca de que es verdaderamente el Movimiento Apostólico en Cuba, porque para nada ataco y mucho menos como usted mismo dice, insulto a Quesada Salomón, solo que como miembro de esta denominación, al igual que otros desconocidos “apóstoles” juegan a las mentiritas y buscan cintillos en la prensa u horas en el éter, en aras de garantizar un mezquino salario.
Estos “apóstoles”: Quesada Salomón, Alain Toledano y Mario Jorge Travieso, por “casualidad” fueron separados de la reconocida y bien vista Iglesia Pentecostal Asamblea de Dios y su camino desde ahí se ha ido torciendo. ¡Que casualidad!, son ellos los más perseguidos, son quienes se quejan del acoso religioso en Cuba, de las persecuciones, de los desalojos, destrucciones de sus templos y otras alucinaciones.

Estos señores y quienes le hacen el juego, dígase, la Organización de Solidaridad Cristiana y medios de prensa en Miami, así como algún que otro individuo, casualidad también, para nada son cristianos, ahí están sus expresiones, manifestaciones y actuación.

Si me atengo al viejo refrán popular de que “Dime con quién andas y te diré quién eres”, creo que quienes están apoyando, financiando y estimulando a los “apóstoles cubanos” no han indagado bien su pedigrí.

Se riñen entre ellos, viajan al exterior cada vez que son invitados y pagados por sus mentores, se disputan el liderazgo del movimiento, se dan la vida que sus fieles no conocen, irrespetan al Estado y sus normas y, sobre todo, mienten al costo que sea.

Estos señores y sus voceros, dejan de decir verdad cuando no hablan de las diferentes celebraciones de carácter religioso que han ocurrido en Cuba y en Camagüey en el año que recién concluyó.

Como botón de muestra, porque hay mucho más, no mencionan el evento regional de la Iglesia Adventista del 7mo día, donde participaron hermanos de 3 provincias de Cuba, así como un evento deportivo y la multitudinaria donación de sangre que hicieron los adventistas.

También la popular celebración del día de Santa Bárbara y de San Lázaro, o la exposición plástica que realizó un pastor bautista en una institución cultural, de las celebraciones de las religiones cubanas de origen africano así como tampoco del recorrido que realizaron líderes de diferentes credos y denominaciones por lugares de interés económico, social y cultural de la ciudad. Nada de eso mencionan quienes pretenden engañar a la opinión pública.

Entonces, de qué persecución estamos hablando, se la están dando de listos y van a salir trasquilados, Cuba: gústele o no, es un Estado con libertad religiosa, y de Derecho también. No mentir, no robar, respetar las normas y los líderes que lideran los destinos de una nación son, entre otros principios de un buen cristiano y este selecto grupito de autotitulado se las trae.

Preguntémonos de dónde sacan el dinero, los autos rentados, los recursos para de manera ilegal, al margen de toda ley, levantar mansiones e instalaciones, porqué religiosos extranjeros, que entran al país con visas de turistas los hacen participe de violaciones de las normas migratorias, al presentarlos y dándole participación desde el púlpito, ante una feligresía engañada pero respetuosa, hasta un día.

Que diferencia, entre estos irrespetuosos señores, con otros que también han abrazado al señor Jesús, desde una visión apostólica y que no menciono por respetar su ética, conducta y convicción de fe.

Que curiosidad: siempre son las mismas personas, las mismas calumnias, los mismos seguidores. ¿No resulta eso sospechoso?… ¡Que alguien tire otra piedra!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s