#Cuba-#EEUU: La puja por no cambiar.#cubanos #TodosMarchamos

Por Lázaro Barredo Medina

Las últimas declaraciones de Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, demuestra que el grupo de presión de la política contra Cuba en el Congreso de Estados Unidos, sigue considerando con su retórica impedir que se abra paso el punto de vista de los que piensan que hay que cambiar las estrategias agresivas y continuar lo que hasta ahora ha concebido el presidente Barak Obama.

Paul Ryan no ha hecho otra cosa que volver a reivindicar el signo electorero. El actual Speaker de la Cámara integro hace unos años el grupo de trabajo sobre Cuba para favorecer a los productores de su Estado y entre 2000 y 2007 votó a favor del levantamiento del bloqueo en 20 de las 24 votaciones realizada en el pleno del Congreso, hasta que Mitt Romney lo designó  como candidato a vicepresidente en las pasadas elecciones y fue a Miami a hacer campaña.

Según los más recalcitrantes exponentes de la mafia de Miami, Ryan se “educó” sobre el bloqueo y a partir de entonces ha tenido una “conducta impecable” contra Cuba.  De acuerdo a las declaraciones de la loba feroz, la congresista Ileana Ros-Lehtinen, el Speaker “paso tiempo dedicado al aprendizaje del verdadero carácter del régimen de Castro”, lo que se traduce en  que le dieron apoyo electoral y financiero de los lobby anticubanos.

Hace unos días, en  el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) de Nueva York, Ryan presentó su nuevo plan de política exterior y seguridad nacional e hizo duras críticas a Obama sobre su política con Cuba. “No podemos seguir ciegamente el plan de normalización de la administración con la Cuba comunista”…”Vamos a  trabajar para restaurar la capacidad de presión de los Estados Unidos…y asegurarnos de que cualquier medida futura tenga como contrapartida concesiones reales del gobierno cubano”, subrayó.

Lo peligroso de todo esto es que el liderazgo en la Cámara determina la agenda de discusión  de los congresistas y hay en esos momentos cerca de 40 acciones legislativas propuestas sobre  Cuba a favor y en contra, lo que hace prever que con estos anuncios  “el cogollito” congresional  decidirá meter en el congelador todo lo que favorezca la política de mejoramiento de las relaciones con la isla y torpedear los objetivos de Obama. Como explicó recientemente Rosa  Mirian Elizalde en CubaDebate lo que se ha desatado  ahora es la guerra de las enmiendas en una dura confrontación.

Quizás fue demasiada coincidencia, pero el mismo día que Paul Ryan ofrecía sus definiciones ante el CFR, el asesor  adjunto de seguridad nacional del presidente Obama, Ben Rhodes,  señalaba en un foro de diplomacia cultural con Cuba, que la reanudación de relaciones de Estados Unidos con la  isla es irreversible y las restricciones legislativas son susceptibles de ser levantadas por el Congreso. De acuerdo a lo publicado en The Washington Post, Rodhes dijo que el “quid de la cuestión es que el pueblo estadounidense y el pueblo cubano, abrumadoramente, quieren que esto suceda” y quizás como réplica  a lo dicho por el Speaker de la Cámara, abundó: “francamente cualesquiera que sean las realidades  política de uno u otro país, para que alguien intente desactivar esta opción, tendría que estar trabajando en contra de los deseos abrumadores de sus propios pueblos”.

Mientras tanto, Cuba sigue dando muestras del deseo de avanzar en la recomposición de esas relaciones y como prueba de ello se han realizado recientemente las visita a Estados  Unidos del ministro de Salud Pública, Roberto Morales, el titular de Agricultura, Gustado Rodríguez Rollero, así como del presidente del INDER,  Antonio Eduardo Becali Garrido.

La visita del Ministro de Salud fue precedida de la firma de un inédito memorando de entendimiento por las autoridades sanitarias de ambos países para cooperar en el combate a enfermedades que afectan a las dos naciones vecinas e intercambiar experiencias. Y al igual que Morales, tanto el titular de la Agricultura, como el presidente del INDER,  sostuvieron conversaciones con altos cargos del gobierno estadunidense, así como con políticos, empresarios y entidades que favorecen  intercambios sobre posibles campos de cooperación, desarrollo de vínculos comerciales y deportivos, así como el levantamiento del bloqueo.

Los políticos como Paul Ryan más tarde o más temprano tendrán que reconocer que están desfasados de lo que muchos conceptualizan ya como “la era del dialogo” y no les quedará más remedio que asumir aquello de “cada uno trate de su oficio y deje el del vecino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s